TILCARA (Corresponsal). Carnestolenda es el nombre que Yolanda Tolaba y sus siete compañeras artesanas pusieron a la muestra que acaba de inaugurarse en el Museo Terry en una de las presentaciones más concurridas de las que viene haciendo la institución, acaso por esa querencia de la vieja Tilcara de apoyar a sus artistas y artesanos.
Se sabía que lo que se iba a ver no era una visión del carnaval sino una muestra carnavalera, lo que puede sonar parecido y es diferente.
Una visión del carnaval implica la tarea creativa de un artista que se acerca y reproduce lo que siente y vivencia de esta fiesta tan propia, pero una muestra carnavalera implica, como sucede en este caso, una manifestación artística del mismo Carnaval tilcareño.
Junto a artesanías, miniaturas, trajes de diablos y disfraces, máscaras, las banderas para las comparsas son las protagonistas de Carnestolenda.
Banderas que, aunque muchas ya con dueños para la fiesta que comienza este mes de marzo, se expusieron como objetos de arte sin aún el nombre de la comparsa y sus padrinos que llevarán desde la chaya del sábado primero y por nueve noches.
Sus símbolos de chacras, del diablito y el erotismo propio de la fertilidad se proyectan en estas telas que hasta el desentierro, cuando serán estandartes, son también cuadros.
Conversando con la autora, nos cuenta que "hace cinco años tuve un sueño que tenía que ver con hacer esta exposición carnestolenda. Hace quince años que me dedico a pintar banderas, pasacalles, imprimo remeras y todo lo que se refiere al carnaval."
Nos dice que las semanas antes de la fiesta le llega mucho trabajo "para comparsas no sólo de Tilcara sino también de Maimará, Juella, Humahuaca, Abra Pampa, y se convierten en días muy laboriosos en los que hasta no puedo dormir. Es también por una necesidad económica", agrega, "pero quería exponerlas ahora que las tengo pintadas y la mitad de ellas vendidas."
Yolanda nos cuenta que "sólo falta rellenarlas con las letras, con los nombres de las comparsas y de los padrinos." Se define como una docente desocupada, y dice que "estudié en la Escuela de Artes Hermógenes Cayo, de Humahuaca, y cursé la Tecnicatura Superior de Artesanías. Lo he estudiado pero desde niña que hago estas cosas."
Con respecto a los motivos que utiliza, explica que "muchos se repiten, otras son vivencias como la del entierro del Carnaval, el surgimiento del diablito. Muchas veces quienes te la encargan te brindan el motivo, cosa que es preferible.
Algunos te llevan dibujos, otros te cuentan la vivencia pero como salgo a bailar todos los carnavales veo lo que pasa en la calle y así salen."
Tienen su personalidad definida como toda obra de arte.
Nos dice: "soy muy detallista, siempre estoy trabajando con texturas y hay gente que reconoce mi trabajo, por ejemplo porque uso pintura fluor porque eso las hace llamativas, para eso estamos en Carnaval."
El grupo lo completan Patricia y Yolanda Cruz, Héctor Mamaní, Antonia Gutiérrez, Alba Díaz, Anahí Gaspar y Teresa Jordán.

www.eltribuno.info