La Fallera Mayor de Valencia y su Corte de Honor presidieron las inauguraciónes del espectáculo de luz y color preparado por las dos comisiones con el fin de ganar el máximo galardón del concurso de calles iluminadas.

En su 60 aniversario, la comisión de la Falla Sueca-Literato Azorín quiere compartir con sus amigos y visitantes de Valencia y de todas partes del mundo, un espectáculo único: un viaje en el tiempo. Bajo el lema "De porta a porta", la iluminación para estas fallas de 2014 transportará a todos los visitantes al medievo y les situará en un castillo formado por cerca de 800.000 bombillas de led, donde la belleza del siglo XII se mezclará con la tecnología del siglo XXI para ofrecer a todos aquellos que quieran disfrutarlo un expectáculo único.

Por quinto año consecutivo, será la empresa italiana L.C.D.C. De Cagna la encargada de hacer vibrar y soñar. Con una potencia de 110 Kw, serán los 200 metros de espalderas,las 8 torres medievales, los 50 arcos repartidos por toda la demarcación y los cientos de elementos decorativos que adornan el proyecto los que harán sentir que los visitantes son transportados a la Edad Media. La espectacular portada de 23 metros de altura situada en el cruce de la Calle Sueca con Puerto Rico será la puerta de entrada.

Por su lado, Cuba-Literato Azorin ha confiado en la firma italiana Mariano Light Scenografie para revalidar el primer premio. 250.000 bombillas, 670.000 microbombillas y 8.000 metros de cable se han unido para dar forma a una espectáculo de luz y color. Todo ello con el fin de representar la luz de Italia y los sonidos y ritmos españoles, creando un mundo mágico lleno de vida.

Un total de 1.600.000 bombillas que brillarán en el barrio de Ruzafa con el mayor sentimiento fallero que jamás se haya visto.

www.fallas.com