La firma Vives y Marí presenta en el Ateneo las doce telas que vestirán las falleras en 2015

Momentos antes de conocer los tejidos que vestirán este año, la corte de honor infantil 2015 confesaba a Francisco Lledó, presidente de Junta Central Fallera, estar «más nerviosas que en la Fonteta». Anoche, en el Ateneo Mercantil, se desvelaba el secreto que toda Valencia estaba esperando conocer. «Cuidarlos, son para todo el año», les aconsejó.

Este año es la firma Vives y Marí la que colabora con los dos indumentaristas oficiales para la elaboración de los trajes oficiales del siglo XIX y del siglo XVIII. «Hay que tener en cuenta que son niñas, por lo que hemos elegido una gama muy suave», cuenta Rafael Marí. En los tejidos destacan las flores pequeñas y una especial atención a los detalles, una tela que ha necesitado tres meses para pasar «del boceto a la ejecución».

La primera tela, del siglo XIX y creada a partir de seda natural, servirá en la confección que llevará a cabo la firma Espolín-Amparo Gómez, con un dibujo que lleva por nombre 'Barbera' y que pertenece a la colección de dibujos históricos de su archivo. Para el ornamento se ha empleado metal oro, mientras que la nobleza se ha trabajado en un tono crudo. El segundo traje, del que se encarga Eduardo Cervera, es del siglo XVIII. «En el segundo usamos un brocatel de rayón, pero le hemos puesto una segunda trama en un color oscuro que le da mucho más realce al ramo. Esto no es una novedad, pero en valenciana se había gastado muy poquito», afirma Marí.

Los colores son suaves y alegres. Rosa palo, salmón o lavanda. Al acto también acudió la fallera mayor infantil, María Donderis, acompañada de la mayor, Estefanía López, que describió las telas como «obras de arte».