«Dannenbrog» –nombre con el que se le conoce– lleva ondeando desde hace 795 años bajo el cielo danés. Sobre un fondo rojo intenso se dibuja una cruz blanca escandinava que representa la cristiandad. Este diseño puede verse en otras banderas nórdicas, como la noruega –cruz en azul con borde en blanco–, la islandesa –cruz roja sobre fondo azul– o la finesa –fondo blanco con cruz azul–.

La leyenda cuenta que fue el propio Dios quien envió esta bandera a los daneses para que la enarbolaran durante la batalla de Lyndanisse –hoy conocida como Tallín, la capital de Estonia–, allá por el 15 de junio de 1219.

Fuente info:www.abc.es.