Dicha enseña se entregó a los máximos representantes en Europa del organismo internacional.

La bandera del colectivo de personas con discapacidad consta de tres franjas paralelas, en representación de las tres discapacidades principales: física, psíquica y sensorial. Los colores elegidos son los de los tres metales nobles de la naturaleza: oro, plata y cobre.

El autor del diseño Eros Recio asumió la tarea de diseñar un signo de identificación general para las personas con discapacidad, en un mundo en el que los símbolos son primordiales para la comunicación y el entendimiento. Gracias a el y al apoyo recibido ahora ya tienen su distintivo.