La última historia que ha tomado por asalto las redes sociales de Europa del Este es el de la nación más nueva de Europa, la República de Liberlandia. El recién nacido país, pendiente de reconocimiento por parte de cualquier otro o la comunidad internacional, se ubica en un área de siete kilómetros cuadrados de tierra en el Danubio entre Croacia y Serbia que ha permanecido como "tierra de nadie" como parte de una gran disputa fronteriza entre los dos países desde 1947.

Cuando la noticia llegó a las redes sociales en los Balcanes el 14 de abril de 2015, muchos pensaron que era una broma tardía del Día de los Inocentes (que en muchos países se celebra el 1 de abril, N. del T.). No obstante, ahora se está tomando más en serio a Liberlandia, después de que fuentes más confiables como Beta, la agencia independiente de noticias de Serbia, confirmó y reprodujo el anuncio.

La más reciente micronación de Europa (no confundir con un microestado, que es simplemente un país oficial muy pequeño) parece estar totalmente decidida a convertirse en un estado oficial. El presidente de Liberlandia, un ciudadano checo que se llama Vit Jedlicka, sostuvo en la página de Facebook de Liberlandia apenas un día después del anuncio que más 1,000 personas ya habían solicitado la nacionalidad. Jedlicka es un graduado del Instituto CEVRO de Ciencias Políticas y ha escrito ampliamente en linea sobre política europea, economía y asuntos sociales. La página "oficial" de Liberlandia en Facebook también ha ganado una popularidad tremenda, y ya había cosechado más de 17,000 me gusta hacia mediados de abril de 2015 y un crecimiento a paso acelerado.